Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

sábado, noviembre 15

Metamorfosis


Un poema del poeta mexicano, Luis G. Urbina (1868-1934).


Era un cautivo beso enamorado,
de una mano de nieve que tenía,
la apariencia de un lirio desmayado
y el palpitar de un ave en agonía.
Y sucedió que un día,
aquella mano suave
de palidez de cirio,
de languidez de lirio,
de palpitar de ave,
se acercó tanto a la prisión del beso,
que ya no pudo mas el pobre preso
y escapó;mas, con voluble giro,
huyó la mano hasta el confín lejano,
y el beso, que volaba tras la mano,
rompiendo el aire, se volvió suspiro.


5 comentarios:

Pedro dijo...

Bello poema, Armida. Nunca pensamos dónde quedarán tantos besos como lanzamos al aire.
Te lanzo yo otro, cázalo antes de que se vuelve suspiro.

Armida Leticia dijo...

Gracias por el comentario y el beso Pedro, te juro que no se volvió suspiro.

Mariano dijo...

Muy dulce y sencillo... la verdad me encanto...
un beso Armida

caselo dijo...

Armida querida hermoso el poema. Gracias por tu presencia amiga mía. te quiero mucho

Carlos Eduardo

Sill Scaroni dijo...

Un encanto el poema ...
Un abrazo.
Sill

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °