Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

martes, diciembre 30

HIJO DEL SOL LUMINOSO

Ahí va de nuevo como todos los 21 de Diciembre justo en el solsticio que marca la llegada del verano en el Hemisferio Sur, el Hijo del sol luminoso emprende su travesía por diversos lugares y recovecos de mi America morena.

Desde Antofagasta hasta los mares del Tuyu, bordeando Córdoba y bañándose en Mar del Plata, saludando por Montevideo y Asunción, regalando anhelos en Sucre y La Paz, con su alma de niño y su sonrisa angelical va acarreando adeptos por Tacna, Trujillo y Lima.

Se devuelve a Santiago y Concepción, comenta un secreto a una araucaria en Chiloé y sigue rumbo a Caracas, allí se detiene, se refresca con el sabor del trópico y se baña en las aguas de Margarita. Ya al anochecer descansa en Barranquilla al tibio aroma de un café.
Sale muy temprano por Bogota invitado por Brasilia, para luego gozar de un carnaval por Río de Janeiro, bajo la sigilosa mirada del cristo del pan de azúcar.

Ve y ve hijo del Sol Luminoso repartiendo días y templando las noches, cuantas mujeres en cinta quedaran por tu paso o quizás cuantos matrimonios se formalizaran por tu aletargado y somnífero amor. Da lo mismo tu eres rey, tu eres el Hijo del Sol Luminoso.
Me gusta caminar con la paciencia nutrida de esperanza
colocarme en lo alto de los días,
esperar el viento que desnude las tinieblas
y me traiga un paisaje de nubes diluidas.
El cielo es de un color extraño,
oscurece y hay luna llena …
todos los delirios están permitidos…
Entrego mi voz al vuelo de un ave,
me refugio en la aurora.
Es silencio alrededor, las estrellas, el agua y la calle.
Ya no recorro caminos sin final;
mi memoria quedo enterrada bajo la tierra
de una estrecha calle sin nombre.
La luz que me ocupa es deseable,
mi libertad un jardín oculto de belleza absoluta.
Al otro lado de las noches, me tiendo de cara al cielo
y sin prisa cedo al vértigo de los astros que contemplo.

lunes, diciembre 29

Qué razón tiene el corazón

¿Por cuánto tiempo podrá detener la razón al apasionado corazón?

¿Desde cuándo el frío entendimiento se eleva por encima del amor?

Mi mente me dice que lo deje, pero algo en mi interior la hace callar.

Me desdoblo una y otra vez en múltiples personalidades, el amante, el incrédulo, el obstinado o el ser pensante.

No sé cuánto más resistiré.

No sé hasta cuándo aguantaré.

Por qué el amor me hace esto, por qué juega con su humilde servidor.

Nunca lo entenderé.

Pero no por ello me dejaré vencer.

Aunque nunca sabré de qué lado estoy, porque el destino me ha relegado a esta posición indecisa, mientras que el azar me la ha vuelto a jugar otra vez.

domingo, diciembre 21

Felices fiestas de fin de año.

miércoles, diciembre 17

Mi libertad




Mi Libertad

...Y no voy a dar ningun paso atras, no voy ni mirar , sigo con la sabiduria del pasado, con las pruebas que me han puesto desde el día que nací , hoy, si , solo hoy sé que he aprobado.
Dejando el mar atras, que me recordaba con cada ola el dolor que entra y otra ola la alegria que traé, ya no quiero revivir recuerdos, los recuerdos se quedarán como nostalgía, y no hay nada que esconder, si al fin la vida ha sido para mi muy dura, y el universo (di-s)me ha puesto en muchas pruebas y aprobé, casi con sobre saliente, me queda una asignatura pendiente y es la de vivir.
Vivir con lo que he adquirido durante años, por lo que he luchado tantos años, casi una eternidad.
Esta asignatura de sentir el contacto de mi pie con la arena del mar, mojarme con su agua, y disfurtar de la brisa que viene que avisa que puedes disfrutar de las victorias, que para eso estan - para disfrutarlas.
Y sigo caminando de la playa a mi casa, esa casa que tanto la soñé y nunca la disfruté, ahi cerca del mar con techo rojo y paredes blancas, y llego a esa casa y por primera vez no tengo esa sencasión que un catsatrofe ha ocurrido mientras estuve ausente, no , llego a mi casa y todo esta bien, tranquilos, con la sonrisa de un niño que me espera , paso por mi jardin y veo como crecen las flores, y llego a la entrada, paro, respiro hondo , no es casa, es mi hogar, es un hogar , donde estan mis temores y mis frutos, donde está todo lo que llevo años buscando fuera, un hogar que habita un niño precioso y este niño es mio.
-¿Donde has estado mama?
Hablando con el mar
-¿con el mar?
si
-¿y que te ha dicho?
Que te quiero, que estoy aprobando una asignatura muy importante...voy a aprender como vivir, no entiende el niño, pero ya somos dos que tenemos que estudiar y a mi me queda mucho camino por enesñar, porque lo sé, porque lo he vivido en primera persona, porque puedo hasta fortalezer del pasado y enseñar, y todo eso me pasó caminando, con el viento que suelta mi melena y me avisa que llegó la libertad, que no soy presa, hace mucho que soy libre , pero yo no lo sabía.
Publicado por el piano huérfano

viernes, diciembre 12

Sobre la Paz

¿Te gustaría vivir en paz, verdad? ¡Ingenuo! Nunca lo conseguirás. Mientras sigas viviendo en este mundo rodeado de ruidos, agitación, prisas, estrés,... jamás podrás vivir en paz.

¿Piensas que hay gente muy importante trabajando por conseguir la paz en el mundo? ¡Ignorante! Mientras sigas confiando en los demás para conseguir algo que a ti te interesa, nunca lo obtendrás.

La paz nunca se conseguirá después de una reunión del Consejo General de las Naciones Unidas, ni tras una cumbre del G8. Eres un necio si piensas eso. La paz sólo la puedes conseguir tú, ¡imbécil!, cuando te espabiles de una vez y comprendas lo que te quiero decir.

¿Cómo pretendes vivir en paz si tú eres el primero que no la tienes en tu interior, ni en tu entorno? ¡Abandona de una vez esa cobarde hipocresía tras la que te escondes! Sé sincero por una vez en tu vida; a ti te trae sin cuidado que se maten al otro lado del mundo. ¡Por favor, que no nos lo recuerden más en los telediarios! Lo único que a ti te preocupa es que se puedan acercar las bombas algún día a tu casa y te toque a ti o a algún conocido. ¡Déjalo ya, no intentes justificarte! Yo te comprendo. En el fondo, todos pensamos lo mismo, aunque no queramos admitirlo.

Pero tengo una buena noticia para ti, para que veas que yo no pienso sólo en mí. Yo sé el secreto para que eso no ocurra. Bueno, tengo que admitir que no es mío, sino de otros, mucho más sabios que yo, pero estoy seguro de que no les importará que lo comparta contigo. Como te decía, conozco la fórmula para que puedas vivir en paz. Tiene algunos inconvenientes, como todo lo bueno, pero también una gran ventaja: depende sola y exclusivamente de ti.

Podrás vivir en paz el día que dejes de hablar de la paz y empieces a actuar de forma pacífica. Podrás vivir en paz el día que dejes de criticar a todo el mundo por lo que hacen o dejan de hacer. Vivirás en paz cuando te subas al coche y dejes de insultar a todo aquel que no conduce igual de mal que tú, o no tiene las mismas prisas ni ganas de matarse que tienes tú. Conseguirás la paz en tu vida el día que comprendas que todos los que te rodean son personas como tú, con sus manías, sus miedos, sus creencias, sus pasiones, sus defectos y sus virtudes, tan respetables como todas las tonterías que tú tienes en tu mente. Podrás vivir en paz cuando dejes de pensar que todo lo que hace tu vecino lo hace para molestarte; prueba algún día a hablar con él, en vez de contraatacar poniendo tú la tele más alta, quizás te lleves una sorpresa. Vivirás en paz cuando dejes de poner esa mala cara que tanto te gusta poner cuando alguien te pide algo. Podrás vivir en paz el día que empieces a pensar un poco las cosas antes de decirlas; así te darás cuentas del daño que puedes hacer antes de hacerlo; o mejor aún, piensa que en boca cerrada no entran moscas y estate mejor calladito. Vivirás en paz el día que comprendas que tus jefes no están en contra tuya; más bien eres tú el que siempre está buscando la forma de escaquearse con la cobarde excusa de que todo el mundo lo hace. Tu vida será más pacífica cuando te des cuenta de que tu mujer (o marido) y tus hijos te necesitan a su lado, compartiendo momentos (los buenos y los malos); cuando dejes de pensar sólo en tus aficiones y pasatiempos que, dicho sea de paso, la mayoría no sirven absolutamente para nada, sobre todo si no los compartes.

Bueno, no pongas esa cara, ya te dije que tenía sus inconvenientes. Si aceptas consejos (una buena forma, por cierto, de vivir también en paz), te puedo recomendar un pequeño y fácil ejercicio: todos los días, cuando te levantes de la cama, pon en tu mente estas palabras: “respeto”, “educación”, “justicia”, “prudencia”, “templanza” y “serenidad” (por supuesto, puedes añadir las que desees). Te puedo asegurar que el esfuerzo merecerá la pena; porque además existe otra gran ventaja, y es que un comportamiento así es contagioso. Sí, como lo oyes; si perseveras y tienes paciencia, podrás comprobar por ti mismo como, tarde o temprano, todos los que te rodean actuarán de la misma forma. Sólo entonces podrás decir que has triunfado en la vida y, si encima promueves el mensaje, el triunfo será de todos, ya que por fin, podremos lograr lo que tanto anhelamos: LA PAZ.

martes, diciembre 9

sábado, diciembre 6

Soledad


Nada llena este vacío
que has dejado,
me has dejado con la soledad
con mi verdad en la cara
mas triste que nunca
No puede sentirse refugiada
ni aliviada

Voy con mi alma
Mi alma perdida entre entrega
Y despedida, otra despedida y
Otro encuentro bajo la misma
Luna encuentro otra vez
Otra vez, la verdad, mi soledad
mi castigo dentro de mi castillo
no entra la luz ni del sol ni de la luna

De aquí; desde mi ventana
solo llegan las lágrimas
que jamás llegan al río
ni al mar
Se quedan en esta maldita
Soledad

Mi adorado Mozart

Hoy 5 de diciembre es aniversario de su muerte, adoro su música, creo que ustedes tambien.



Gracias Mozart por tu grandiosa herencia a la humanidad.

domingo, noviembre 30

Obnubilación

Las enigmáticas palabras del maestro quedaron impresas en la mente del discípulo como los arcanos símbolos milenarios sobre la piedra caliza que recibía a los extranjeros a la entrada del templo, y se instalaron durante tiempo indefinido en ese oscuro e impenetrable hueco que la memoria tiene reservado sólo para las grandes verdades que merecen la pena ser recordadas hasta el fin de los días: “Se le llama invisible porque no se le puede ver; imperceptible porque no se le puede oír; impalpable porque no se le puede atrapar. Estos tres son ininvestigables, por eso se confunden en uno sólo. Quien le ha conocido se calla. Quien habla no le ha conocido.” Semejante galimatías se repetía una y otra vez de forma incansable cual tambores de guerra anunciando el inicio de lo inevitable, en el interior de la inexperta cabeza del discípulo mientras trataba de alcanzar, con las piernas cruzadas en la posición sagrada del loto, ese estado de total claridad contrario a aquel otro de obnubilación que en aquellos momentos dominaba su espíritu. De todos los koans propuestos por su maestro hasta el momento, aquel resultaba sin duda el más extraño y desafiante, y el discípulo intuía que su resolución le podría abrir caminos secretos que le conducirían a parajes inhóspitos e inimaginables para su ignorante mente de principiante.
Pero la paciencia y la tenacidad siempre tienen su recompensa, y en esta ocasión quiso el caprichoso destino que ésta no se alargase en el tiempo, como era su costumbre, premiando al obstinado discípulo con un pensamiento iluminador que como un rayo atravesó su córtex cerebral inundándolo todo, al igual que las aguas hacían con los arrozales en épocas de abundancia.
“Cualquiera podría reconocer el olor de la rosa florecida –pensó–, pero quién de entre todos sería capaz de describirlo con palabras. También la visión del vuelo del sereno gavilán sobre la bóveda celeste me transporta a un paraíso de paz y, sin embargo, me siento incapaz de explicarlo a mis semejantes en el lenguaje conocido. Lo mismo ocurre cuando la esfera lunar se sumerge en las remansadas aguas del lago durante las noches estivales, dejándonos el alma tan transparente y vacía como la parte más valiosa del cántaro de barro; cuántos podrían decir entonces lo que sus corazones les transmiten sin faltar a la fidelidad. De la misma forma, conozco el sedante sonido del fluir del agua sobre la roca pulida que tanto calma mi ánimo cuando la oscuridad se cierne sobre él, y no por ello me atrevería a traducirlo al idioma de la tinta. Tampoco debe de existir nadie diestro en los símbolos gráficos apto para narrar los sentimientos que afloran durante un paseo por el frondoso bosque henchido de diferentes cantos de aves multicolores. Y qué decir de las mágicas melodías remotas que los juglares hacen brotar misteriosamente de sus cañas agujereadas; imposible relatar cómo nos hace vibrar hasta el último de los vellos que nacen en nuestra piel.
El maestro tiene razón, como no podía ser de otra manera, quien le ha conocido se calla; quien habla no le ha conocido.”
Y así el espíritu del joven discípulo mudó de la obnubilación a una tenue claridad que sólo comenzaba a asomar tímidamente cual amanecer el primer día de primavera, y que con el transcurrir del tiempo terminaría alumbrándolo como el sol en su cenit, dejando atrás para siempre la noche eterna que reina en el corazón de la gran mayoría de los mortales.

sábado, noviembre 29

una carta a mi alma

vuela mi alma
ahora que tienes alas
siente tu libertad
es tu unica verdad

vuela alma mía
lo más alto que puedas
dejate llevar por el viento
siente las gotas de la lluvia

vuela mi alma
ama como nunca has amado
ten fe , pierde el miedo
vuela mi alma
vuela hasta que llegues a mi sonrisa.



rose divider Pictures, Images and Photos

jueves, noviembre 27

El Sol

El sol no entra, con calienta
solo quema
El sol no ilumina
a mi habitación fria
y oscura

El sol no entra a mi soledad
ni dice toda la verdad
lo que ocultan
aquellos que en mi habitaban
el sol ya no calienta
se esconde entre las nubes

El sol se esconde, donde esta mi alma
que alli no llegan, no le acarician
ni si quiera con el aire
ni con la mirada de la luna
el sol no llega...hace tiempo que no llega...

lunes, noviembre 24

Me presento

No sé cuantos vamos hacer mañana, pero hoy tengo el orgullo de ser una más de vosotros.
Soy Raquel, Del Piano huérfano, que con vuestro apoyo, cariño y las oportunidad que me daís para expersarme. aún que he nacido en israel y no domino bien el español, confio, en vosotros, en vuestra alma generosa, que sepa entender mis sentimientos, mis reflexiones.

Confio en la union, confio en la tolerancia, tengo mucha fe en vosotros

un abrazo

Raquel Sultana - Piano (no tan ) huérfano.

sábado, noviembre 22


Te esperaré como cada tarde en el ocaso de las horas,
en las orillas blancas de algún verso;
sentada en el vuelo de los colores de una cometa.
En el reverso del camino aguardaré tu llegada…
allí…en el instante preciso de una mirada sorprendida.
(Seré por ti la Penélope de Serrat,
sentada en el andén de una estación de aire…
meneando el abanico).
Y hoy como tantos días te sigo esperando
en una noche recién inaugurada donde calla el silencio.
Mientras prendo los inciensos de la luna,
tú vendrás a mí incendiando mi cuerpo de estrellas.
Morirá la urgencia de las horas
y segundo a segundo irán cayendo los instantes
diluyéndose hasta el próximo cielo donde se rompen los sueños
y tal vez
–después de todo-
no seas tú al que espero….

miércoles, noviembre 19

Por qué

Por qué ser río que fluye,
pudiendo ser océano que contiene.

Por qué no ser Universo que nutre,
en lugar de planeta que sostiene.

Por qué amar a un solo ser,
pudiendo amar a todos los seres.

Por qué conformarse con un instante de felicidad,
pudiendo ser feliz para toda la eternidad.

sábado, noviembre 15

Metamorfosis


Un poema del poeta mexicano, Luis G. Urbina (1868-1934).


Era un cautivo beso enamorado,
de una mano de nieve que tenía,
la apariencia de un lirio desmayado
y el palpitar de un ave en agonía.
Y sucedió que un día,
aquella mano suave
de palidez de cirio,
de languidez de lirio,
de palpitar de ave,
se acercó tanto a la prisión del beso,
que ya no pudo mas el pobre preso
y escapó;mas, con voluble giro,
huyó la mano hasta el confín lejano,
y el beso, que volaba tras la mano,
rompiendo el aire, se volvió suspiro.


martes, noviembre 11

El final del camino

¿Qué estarán poniendo en la televisión a esta hora?
¡Qué pregunta! Pues lo mismo de siempre, ¿qué si no?
Por más que cambio de canal, no encuentro nada que me distraiga lo más mínimo, o que me haga olvidar que no puedo hacer otra cosa más que estar aquí sentado, o más bien clavado, frente al maldito aparato, que ya empiezo a odiar con toda mi alma, a pesar de ser mi único y fiel acompañante en estas largas y largas jornadas de mi postrera vida.
De la cama al sillón, del sillón a la cama, pasando por el baño. Y vuelta a empezar. Despacito, no vaya a caerme, y con el bastón bien apretado en una mano, mientras la otra se apoya torpemente en cada mueble o pared que encuentro en mi camino; por si los mareos.
¿Y mañana?
¿Mañana? Ya olvidé el significado de esa palabra. Como el de tantas otras: esperanza, proyecto, meta, futuro. La espantosa rutina las borró para siempre de mi mente. ¿Qué sentido pueden tener cuando tan sólo queda pasado? Porque ya ni el presente es digno de tener en cuenta. Bueno, quizás descubra algún dolor o alguna molestia nuevos. Eso si sigo vivo, claro.
¿Pero quiero seguir vivo?
Pues claro, ¡qué clase de pregunta es esa! Todo el mundo quiere vivir...
O no... No lo sé. ¿Para qué?
¿Cómo que para qué? Mis hijos vienen de vez en cuando a verme y me preguntan cómo estoy...
¡Qué cómo estoy! Siempre les contesto lo mismo: bien. ¿Cómo voy a estar?
(Muriéndome).
Pero ya llevo setenta y cuatro años sobre este mundo; ya es hora. Eso es lo que piensan todos: que ya es hora.
¿Y yo? ¿Qué pienso yo? Yo pienso que no; que no es hora. Si pudiera gritar lo diría a gritos. QUIERO VIVIR. Un día más, un año más. Quiero salir; pasear por mi jardín, por mi huerto, al que tantas horas le dediqué durante mi perra vida y que tan abandonado se encuentra tras mi retiro. Quiero coger el coche, conducir, ir de compras, al cine, leer un libro sin que me lloren los ojos a los cinco minutos. Quiero hacer lo que hace la gente viva.
¿Cuánto tiempo permaneceré así? ¿Días? ¿Meses? ¿Años?
No, años no.
Claro que aún podía ser peor. Podría estar postrado en la cama sin poderme levantar...
Todo se andará.
Yo era de los que pensaban que todo tiene un principio y un final, que la muerte nos llega a todos y nada podemos hacer, sólo resignarnos. Es ley de vida. Creía que con esta idea asumiría mi final con dignidad y valentía cuando éste se presentase.
Pero eso era antes, cuando ese final se presumía lejano.
Ahora maldigo esta despreciable vida, que nos pone por delante toda la inocencia y la alegría de la niñez, nos hace gozar de los más bellos placeres de la despreocupada juventud, nos da serenidad y armonía durante nuestra responsable madurez... y nos lo arrebata todo, sin avisar, el día que más feliz eres por todo lo que has conseguido; condenándonos a una eterna agonía sin fin, sin propósito alguno, más que el de ver como se van agotando poco a poco la energía, la vitalidad, las ganas,... la ilusión.
No hay derecho. Siempre había pensado que una vida sin ilusión no merecía la pena ser vivida, que era ésta la que nos mantenía siempre alerta y activos. Pero, ¿y ahora? ¿Qué pienso ahora? No lo sé.
¿Pero cómo podía ser si no?
Tampoco lo sé. Yo no dicto las normas. Sólo las sufro.
Se supone que este es el momento de hacer recuento de lo que ha sido mi vida, del bien o del mal que he hecho a los demás, de cómo me he portado con mis hijos, con mi mujer, de la huella que he dejado en este miserable mundo (si es que he dejado alguna)... Pero es que no me apetece hacerlo. ¿Para qué? Ya no puedo remediar nada de lo que hice; lo hecho, hecho está.
¿De qué me arrepiento o de qué me siento orgulloso? ¡Y yo qué sé! ¡Acaso he podido elegir!
Todo el mundo piensa que es fácil responder a estas preguntas una vez que se ve el final del camino, pero todos se equivocan; no lo es. Me gustaría poder gritarlo al mundo entero. ¡NO LO ES!
Claro que ya se darán cuenta. Todos pasaran por este calvario.
Bueno, no todos. Algunos tendrán la fortuna de irse de este mundo tal y como llegaron, sin enterarse, sin necesidad de pasar por esta lenta angustia a la que nos vemos avocados algunos más desafortunados.
Muchos dicen que debería sentirme dichoso por haber alcanzado esta edad, haber tenido una vida placentera y holgada, una familia unida y feliz... ¿Qué sabrán ellos?
¡Pues no, no me siento dichoso! Muy al contrario, me siento la persona más desgraciada de la tierra. Quiero vivir, pero al mismo tiempo quiero morir.
¡No, no quiero morir!; voy a morir. ¿Quién se puede sentir dichoso viendo venir el final de los días?
Otros dirán: “Al menos tiene la cabeza en su sitio; debería de dar gracias”. ¡Serán hijos de...! “La cabeza en su sitio”, vaya consuelo. Y encima quieren que dé gracias y todo.
Pero tengo que ser generoso y amable con todos y decirles que tienen razón. ¿Para qué mortificarles con mis penas y amarguras? Seguramente dirían que son achaques de viejo. Pensarían que estoy entrando en un estado depresivo debido a mi debilidad. Al final terminarían deseándome una pronta muerte y se engañarían diciendo: “Es lo mejor que le podría suceder”.
Ignorantes.
No. Tengo que mantenerme firme; aparentar placidez y bienestar, para que al menos se sientan a gusto a mi lado y no terminen rehuyéndome. Hablar de política, del colegio de los niños, de la comida de Navidad, de lo que subirán las pensiones para el año que entra...
¡Qué me importarán a mí las pensiones ni el colegio de los niños!
Creo que estoy siendo demasiado cruel conmigo mismo; debería de relajarme un poco e intentar vivir lo poco que me quede de vida con la mayor integridad posible...
¡A la mierda la integridad! Tengo derecho a ser cruel conmigo mismo. Es más, quiero serlo. A estas alturas de la vida nadie me puede prohibir que me sienta conmigo como me de la gana. Bastante me he obligado ya a lo largo de tantos años a sentirme como se suponía que tenía que sentirme para que todos estuvieran contentos a mi lado. Que si los niños, mi mujer, los clientes, los socios, los empleados, los proveedores, las amistades, los yernos y las nueras...
Tanto esfuerzo para qué. Para acabar plantado delante de un decepcionante aparato electrónico que no hace más que recordarme lo inútil que soy y todo lo que me estoy perdiendo y me voy a perder ahí fuera.
Y todavía hay quien opina que la vejez da libertad.
Iluso.
Claro que yo también llegué a pensarlo cuando me jubilé y pude dedicarme a lo que me diese la gana. Estuvo bien mientras duró. Pero una libertad tan exigua no debería ni existir. ¿Qué clase de Dios es ese que te hace creer que tienes todo el tiempo del mundo para disfrutar de lo que te has ganado con tanto esfuerzo y sacrificio para poco después arrebatártelo por completo dejándote en la más humillante de las miserias?
No. Definitivamente yo no quiero esa libertad. Prefiero mil veces el forzado trabajo en el campo o el estrés de los negocios antes que esta mierda de libertad.
Bueno, al menos sí que soy libre para poner el canal de televisión que quiera. Por cierto, creo que ya va a empezar la corrida de toros; si no recuerdo mal hoy toreaba Morantes. Promete ser una gran corrida; creo que me lo pasaré bien.
Dedicado a mi padre y a todos aquellos ancianos que, como él, sufren en silencio la soledad y la amargura del final del camino.

viernes, noviembre 7

Asonancias


De Salvador Díaz Mirón (1853-1928), poeta mexicano:


Asonancias

Sabedlo, soberanos y vasallos,
próceres y mendigos:
nadie tendrá derecho a lo superfluo
mientras alguien carezca de los estricto.

Lo que llamamos caridad y ahora
es sólo un móvil íntimo,
será en un porvenir lejano o próximo
el resultado del deber escrito.

Y la Equidad se sentará en el trono
de que huya el Egoísmo,
y a la ley del embudo, que hoy impera,
sucederá la ley del equilibrio.

viernes, octubre 31

Interioridades

Infranqueable muro que se levanta tras mis ojos,
hacia ti va dirigida esta oda.
Mantente firme ante el enemigo tembloroso;
que, aunque cobarde y traicionero,
es persistente y mentiroso.

No te doblegues a sus falsas palabras;
no desfallezcas ante su inquina mirada;
no permitas que penetre su hedor nauseabundo;
no te ablandes frente a su tenaz estocada.

De tu fuerza pende mi calma;
mi serenidad reposa tras tus piedras;
tu tenacidad es vital para mi alma;
tu rendición sería mi muerte.

El paraíso resplandece en el bendito silencio;
entre la crepitante multitud conspira el diablo;
en tu refugio encuentro la paz;
tu fortaleza es mi esperanza.

Cuando el fatal destino caiga sobre ti,
olvida mis pretenciosas ansias de vivir,
no me engañes con astutas palabras,
y déjame morir.

domingo, octubre 26



Hoy seré cómplice del silencio
para encontrarme ante la soledad...
tragando un sorbo de angustia ácida
al nadar contra la corriente de la razón.

Perdonaré a quien no me perdona
y así...
sentir el frescor de la humildad...

Robaré el brazo al enemigo eterno
estrechándolo en un tranquilo beso.
Abriré las puertas de la oscuridad
para que un rayo de luz filtre mi alma...

Y bajando la mirada al orgullo
sentiré la sumisión al alzarla...

Me despojaré de vanidosos hábitos
sacrificados en costumbres inútiles a la verdad
rasgándolos construiré una morada
a mi ser peregrino...
que incansable busca el reposo en los caminos
sinuosos a la iluminación.
Acabando por recoger la triste basura
de los vertederos...
donde la inmundicia
arroja el amor
sin nombre
ni patria...
Y al final...
en una noche de sol, sin sombras...
quizás...no necesite
de la soledad
para encontrar
el silencio.

martes, octubre 21

YHWH

Este video de parte de mi amigo Juan Miguel.
Espero que les guste.


domingo, octubre 19

Fui feliz


Fui feliz en aquel amanecer a principio de verano, donde me inundó el perfume de la dicha. Suspiré y alrededor sobrevino la paz, lo experimenté en la suspensión que produce el alma cuando pasa una tormenta.
Allí decidí no existir para nadie y hoy camino exiliada en la soledad para no dejar huella. Tan solo vuelo la oscuridad a través de los paisajes para que la multitud no despierte. Encuentro un mundo nuevo y un pequeño claro recién nacido frente al cielo. En el enciendo un fuego y lo transporto a todas partes, me acompaña en su ritmo y viene a mí como las olas de un mar azul íntimo, transparente y sencillo. Su dulzura es silencio pero no vacío ni ausencia, me colma, es la lisa amplitud de un paraíso donde las palabras y los pensamientos no hacen falta.
Me abrazo a la música y su movimiento extrañamente aquieta el entorno. Necesito estar ardiendo para llenarme de una pequeña y ligera nota que dibuja un sentimiento. Es una sensación de libre amor en el que puedo refugiarme. Me entrego a las estrellas, es de noche y negocio con el sueño un pacto para vencer al tiempo, nada quiero esperar ante un mundo que se aleja.
Aún sigo en ese pequeño claro, pasando de puntillas, como si fuera el ser más solitario y desequilibrado que jamás hayas conocido.
M.José

Sonetos de Sor Juana Inés de la Cruz...


...La décima Musa.

Quiero compartir con ustedes un soneto de los tantos que escribió Sor Juana:

En que da moral censura a una rosa, y en ella a sus semejantes

Rosa divina que en gentil cultura
eres, con tu fragante sutileza,
magisterio purpúreo en la belleza,
enseñanza nevada a la hermosura.

Amago de la humana arquitectura,
ejemplo de la vana gentileza,
en cuyo ser unió naturaleza
la cuna alegre y triste sepultura.

¡Cuán altiva en tu pompa, presumida,
soberbia, el riesgo de morir desdeñas,
y luego desmayada y encogida

de tu caduco ser das mustias señas,
con que con docta muerte y necia vida,
viviendo engañas y muriendo enseñas!


Con mucho amor desde México.

martes, octubre 14

Parménides y Heráclito:

Plenitud de los contrarios.
Unos aman, otros enajenan.

Eres como el río que persiste en peregrinar
hacia el quimérico intento de alcanzar el mar.
Soy el puente, allí enhiesto
que autoriza tu paso sin él pasar…
fortaleza en el cambio,
Parménides y Heráclito,
inmutabilidad y cambio,
nube y cielo,
futuro y pasado,
agua y quebranto,
camino y silencio,
canción y hechizo,
expedición y sosiego.

Te vas y yo me quedo:
¡Regresa! Que me quiebro…

lunes, octubre 13

La Frontera: el peor invento del hombre

Maldigo al primer ser humano que interpuso una frontera imaginaria entre él y uno de sus semejantes. Maldito sea mil veces aquel ignorante individuo que en un remoto día fue el primero en pronunciar las infames palabras “mío” y “tuyo”; ojalá se pudra por siempre en los infiernos. Maldigo las perversas razones que le condujeron a tan depravado comportamiento de menosprecio fraternal. Yo maldigo también a la siniestra evolución que nos arrebató sin misericordia las eternas primaveras y las brisas suaves de la edad de oro de la tierra primigenia y nos condujo irremediablemente a través de las edades de plata y bronce hasta llegar a la más actual de las edades, la más violenta y desgarradora, la corrompida edad de hierro. Maldigo las patrias, las banderas, los himnos, las lindes, los idiomas, las vallas, las aduanas, los iconos, las ideologías, las etiquetas y todo aquello que suponga una diferenciación ficticia entre individuos de la misma especie.
Éstos han sido los responsables de las mayores matanzas y peores injusticias de todos los tiempos. Por culpa de todo ello existe E.T.A, Al Qaeda, los nacionalismos estrechos de miras, el fanatismo religioso, las miserias de unos y las riquezas de otros, los gobiernos totalitarios y déspotas,...
Soy un ciudadano del Todo; mis hermanos son los seres que en Él habitan. Sus dominios comienzan allá donde nacen los vientos, y acaban donde se oculta el arcoiris. Mi bandera son las nubes que rodean todo el globo ondeando en lo más alto del cielo, y no necesita asta donde ser colocada. Mi himno, el sonido de las olas del mar rompiendo en la dura roca o el melodioso canto del ruiseñor en la profundidad del bosque. Mi idioma es el Lenguaje del Mundo. Las estrellas son el único confín que conozco; y los horizontes que contemplo, la luna y el sol. Mi Templo es mi cuerpo, y el único ritual que requiere mi religión es la meditación.
Si te agrada mi patria, siempre serás bien recibido en ella. La única condición que te exige es que olvides fuera los prejuicios, las prohibiciones, las dualidades (sobretodo aquella de “yo” y “los demás”), la envidia, el rencor, la ira, el odio. Entra con la mente limpia y clara como la de un bebe recién nacido antes de ser bautizado y déjate llevar. Si dudas de la existencia del paraíso, olvida todo lo conocido hasta ahora y sígueme; está más cerca de lo que imaginas. Te prometo una existencia plena y feliz hasta el fin de todos los tiempos. Te aseguro la completa desaparición de todas tus actuales y absurdas preocupaciones.
En este lugar no se conoce el miedo, porque no hay nada que temer. Tampoco existe el amor, ya que todo es amor. No se habla de paz, debido a que la guerra es impensable. No hay principio ni fin; el nacimiento y la muerte sólo son pasos intermedios. Aquí no tienen cabida jefes ni gobernantes, la Naturaleza es la única que impone leyes e imparte justicia. En nuestra tierra no son necesarios papeles para vivir dignamente; no se conocen ciudadanos ilegales. En este mundo, el único propósito es vivir. Mientras naden peces por sus ríos y mares, el cielo sea surcado por aves de todos los colores y de la tierra broten los más variados frutos, seremos ricos y dichosos; todos por igual... Y al que pronuncie la palabra “frontera” se le colgará del árbol más alto de este infinito Reino.

Las cuatro edades. Extraído del libro Metamorfosis, de Ovidio
La edad de oro fue la creada en primer lugar, edad que sin autoridad y sin ley, por propia iniciativa, cultivaba la lealtad y el bien. No existían el castigo ni el temor, no se fijaban, grabadas en bronce, palabras amenazadoras, ni las muchedumbres suplicantes escrutaban temblando el rostro de sus jueces, sino que sin autoridades vivían seguros. Ningún pino, cortado para visitar un mundo extranjero, había descendido aún de sus montañas a las límpidas aguas, y no conocían los mortales otras playas que las suyas. Todavía no estaban las ciudades ceñidas por fosos escarpados; no había trompetas rectas ni trompas curvas de bronce, ni cascos, ni espadas; sin necesidad de soldados los pueblos pasaban la vida tranquilos y en medio de suave calma. También la misma tierra, a quien nada se exigía, sin que la tocase el azadón ni la despedazase reja alguna, por sí misma lo daba todo; y los hombres, contentos con alimentos producidos sin que nadie los exigiera, cogían los frutos del madroño, las fresas de las montañas, las cerezas del cornejo, las moras que se apiñan en los duros zarzales, y las bellotas que habían caído del copudo árbol de Júpiter (la encina).
Había una primavera eterna, y apacibles céfiros de tibia brisa acariciaban las flores nacidas sin cimiente. Pero además la tierra, sin labrar, producía cereales, y el campo sin que se le hubiera dejado en barbecho, emblanquecía de espigas cuajadas de grano. Corrían también ríos de leche, ríos de néctar, y rubias mieles goteaban de la encina verdeante.
Una vez que, después de haber sido Saturno precipitado al Tártaro tenebroso, el mundo estuvo sometido a Júpiter, llegó la generación de plata, peor que el oro, pero más valiosa que el rubicundo bronce. Júpiter empequeñeció la duración de la primavera antigua, haciendo que el año transcurriese, dividido en cuatro tramos, a través de inviernos, veranos, otoños inseguros y fugaces primaveras. Entonces por vez primera el aire, encendido por tórridos calores, se puso candente, y quedó colgante el hilo producido por los vientos. Entonces por vez primera penetraron los hombres bajo techado; sus casas fueron las cuevas, los espesos matorrales y las ramas entrelazadas con corteza de troncos. Entonces por vez primera fueron las semillas de Ceres enterradas en largos surcos y gimieron los novillos bajo la opresión del yugo.
Tras ésta apareció en tercer lugar la generación de bronce, más cruel de carácter y más inclinada a las armas salvajes, pero no por eso criminal. La última es de duro hierro; de repente irrumpió toda clase de perversidades en una edad de más vil metal; huyeron la honradez, la verdad, la buena fe, y en su lugar vinieron los engaños, las maquinaciones, las asechanzas, la violencia y la criminal pasión de poseer. Desplegaban las velas a los vientos, sin que el navegante los conociese aún apenas, y los maderos que por largo tiempo se habían erguido en las altas montañas saltaron en las olas desconocidas, y el precavido agrimensor señaló con largas líneas las divisiones de una tierra que antes era común como los rayos del sol y como los aires. Y no sólo se exigían a la tierra opulentas cosechas y alimentos que ella debía dar, sino que se penetró en las entrañas de la tierra y se excavaron los tesoros, estímulo de la depravación, que ella había escondido llevándolos junto a las sombras de la Estige. Y ya había aparecido el hierro dañino y el oro más dañino que el hierro; apareció la guerra, que combate valiéndose de ambos y con mano sangrienta blande las armas que tintinean. Se vive de la rapiña; ni un huésped puede tener seguridad de su huésped, ni un suegro de su yerno; incluso entre hermanos es rara la avenencia. El marido maquina la ruina de su esposa, y ésta la de su esposo. Madrastras horribles preparan los lívidos venenos del acónito; el hijo averigua antes de tiempo la edad de su padre.
La piedad yace derrotada, y la Virgen Astrea (
la justicia) ha abandonado, última de las divinidades en hacerlo, esta tierra empapada de sangre.”

domingo, octubre 12

12 de octubre

.

Día de la Raza... ¿de qué raza?

.

Día de la diversidad... ¿quién respeta la diversidad?

.

Día de la Resistencia Continental de los Pueblos Indí­genas

.

516 años de ignominias

.

516 años de la invasión española, mal llamada "descubrimiento" de América

.

A nuestros pueblos originarios ¡Salud!

.

Nosotros, hijos de los barcos y de la mixtura, aprendamos a respetar la hermosa cosmogonía originaria, a nuestra Pacha Mama, nuestra Madre Tierra

.

Lo que sigue es un video sobre la canción CINCO SIGLOS IGUAL, del cantautor argentino León Gieco, excelente artista y mejor persona

.

.

También quiero regalarles otra canción.

No encontré video, pero aquí va la letra:

DIGO LA MAZAMORRA, de Peteco Carabajal

.

La mazamorra, sabes, es el pan de los pobres
y leche de las madres con los senos vacíos.
Yo le beso las manos al Inca Viracocha
porque inventó el maíz y enseñó su cultivo.

En una arteza viene para unir la familia
saludada por viejos, festejada por niños.
All donde las cabras remontan en silencio
y el hambre es una nube con las alas de trigo.

Todo es hermoso en ella: la mazorca madura
que desgranan en noches de vientos campesinos;
el mortero y la moza con trenzas sobre el hombro,
que entre los granos mezcla rubores y suspiros.

Si la quieres perfecta, busca un cuenco de barro
y espésala con leves ademanes prolijos
del mecedor cortado de rama de la higuera,
que a la siesta da sombra, venteveos e higos.

(Recitado)
Y si quieres, agrégale una pizca de ceniza de jume, 
esa planta que resume los desiertos salinos 
y deja que la llama le transmita su fuerza 
hasta que adquiera un tinte levemente ambarino.
Cuando la comes, sientes que el pueblo te acompaña 
a lo largo de valles o recodos de ríos.
Cuando la comes, sientes que la tierra es tu madre, 
más que la anciana triste que espera en el camino 
tu regreso del campo. Es madre de tu madre 
y su rostro es una piedra trabajada por siglos.

Hay ciudades que ignoran su gusto americano
y muchos que olvidaron su sabor argentino,
pero ella ser siempre lo que fue para el Inca:
nodriza de los pobres en el páramo andino.
La noche que fusilen poetas y canciones,
por haber traicionado, por haber corrompido,
La música y el polen, los pájaros y el fuego,
quizás a mí me salven estos versos que digo.

.

Un ramo de flores...


...para los amigos que participan en este lindo blog y para todos los que nos visitan, con mucho amor desde México.


jueves, octubre 9

El vuelo de los pájaros

No saben cuánto trabajo ha costado empezar el primer texto para Trueque… No es fácil ponerme al tú por tú con las grandes ligas, por eso le sigo dando vueltas y vueltas al asunto.

Trataré de zambullirme entre mis textos añejos para encontrar uno digno de compartirlo con Ustedes.

No es fácil escribir al lado de grandes monstruos como un Eduardo, de una Nori, de una Alicia, etc. No, créanmelo. Pero prometo intentarlo.

Mientras, me resguardare entre Sus alas, me mantendré en la punta del vértice, donde el esfuerzo requerido para el vuelo es bienintencionadamente aminorado por los pájaros más fuertes.

Gracias por incluirme en este blog, un beso a cada uno de los miembros.

miércoles, octubre 8

¿Cuándo fue?

Conservo tu recuerdo apretado entre mis labios, un brebaje de miel y eternidad el cual intento que no se desdibuje con el tiempo.
Afuera la luna se burla de mi danza solitaria, ella nunca tuvo alguien que la bese como yo lo tengo, por eso no entiende.
No escucho su risa, suena a pozo vacío, a resentimiento.

La ciudad se engancha a mi danza, gira sin pretender oponer resistencia, quizás sabe que éste es mi único momento, en el que supe que la felicidad no era un invento.
El reloj insiste en que duerma, mañana me espera la misma monotonía, madrugar, café amargo, niebla estirándose con desgano… mi pereza arremilándose en el descanso de la escalera del día que pretende llenarme de alguna forma de alegría. Esta vez es cierta, esta vez no es una pintura loca del optimismo…

El pensar en vos hace que todas mis dudas se conviertan en medialunas de esperanza, humeantes, crocantes, tu rastro humeante aún se confunde con el aroma de mi desayuno, no sé si es más real el calor del café caliente en esta madrugada de octubreo tus besos de hace rato, apenas unas horas ¿o son meses?
No importa, estás en mí, es lo cuenta, como este día que es mejor por eso…

jueves, octubre 2

La difusa línea entre el bien y el mal

Es fácil reconocer a aquellas personas en cuyo corazón sólo hay lugar para la ira, para la ambición y para la infamia; estas personas sólo conocen el odio y toda su existencia girará en torno a la violencia.
También son fácilmente identificables aquellas otras que han consagrado su vida a la compasión, a la solidaridad y a la justicia; para éstas, será siempre el amor al prójimo el que gobierne sus actos en cualquier circunstancia.
Tanto unas como otras conocen bien el camino que han elegido libremente, y son perfectamente conscientes de que recogerán a lo largo de su vida el fruto de la semilla que han sembrado.
Pero todas estas personas tan sólo componen una pequeñísima parte de la humanidad; el resto, la gran mayoría, siempre se moverán entre la difusa línea que separa el bien y el mal, sin conocer en muchas ocasiones en qué lado de ésta se encuentran. Para estas personas, el futuro siempre será confuso y enigmático, y tan incierto como el camino en el que se mueven. El protagonista de nuestro relato aprendió hacia qué lado de esa borrosa línea debía dirigirse si quería que sus dioses respetasen el destino que él mismo había elegido.
Esta historia nos señala que cuando llega el caos, a todos afecta, pero tan sólo hace mella en los más débiles. Nos advierte que ante lo inevitable, de nada sirven las lágrimas; es entonces cuando hay que empuñar las armas y luchar.
Pero ante todo nos invita a que comencemos a escribir nuestro futuro en este mismo instante, antes de que éste se presente inesperadamente y borre nuestro pasado y nuestro presente, siendo ya tarde para remediarlo.
Extracto del prólogo de mi libro: Metnok (aún sin publicar)

domingo, septiembre 28

Diferencias entre un profesor y un maestro

  1. Un profesor sustenta su saber sobre un título académico; un maestro lo hace sobre toda una vida de experiencias y aprendizaje.
  2. Un profesor enseña el contenido de una materia; un maestro enseña todo lo que sabe.
  3. Un profesor fue antes un alumno; un maestro fue un discípulo.
  4. Un profesor enseña conocimientos, necesarios o no, para vivir; un maestro enseña a vivir.
  5. A un profesor nadie le discute sus afirmaciones; un maestro está siempre abierto a la sana discusión.
  6. Un profesor no suele conocer a sus alumnos; un maestro no admite a un discípulo sin antes conocerlo.
  7. A un profesor le imponen la materia a enseñar; un maestro sólo enseña su saber.
  8. Un profesor evalúa a sus alumnos por escrito; un maestro lo hace con la mirada.
  9. Un profesor muestra unos conocimientos generales; un maestro abre todo un camino a sus discípulos.
  10. Un profesor necesita encontrar un colegio donde impartir sus clases; un maestro es buscado por sus discípulos.
  11. Un profesor cambia de materia según la legislación vigente; un maestro cambia según su experiencia vital.
  12. Un profesor puede ser joven; un maestro, nunca (sería una contradicción).
  13. Un profesor nunca se equivoca: si está escrito en el libro es que es así; un maestro basa su sabiduría en los errores cometidos en el pasado y en los que aún están por cometer.
  14. Un profesor sólo será respetado si la ley de turno lo permite; un maestro infunde respeto en todo momento, incluso a los que no le conocen.
  15. A un profesor también le imponen los alumnos; un maestro tiene el privilegio de seleccionar él a sus discípulos.
  16. Un profesor abandona a sus alumnos cuando la ley de turno se lo exige; un maestro sólo los deja cuando él cree que ya no es necesaria su presencia.
  17. A un profesor le estipulan el tiempo que debe pasar con sus alumnos cada jornada; un maestro vive para sus discípulos, y éstos para él, las veinticuatro horas del día.
  18. El profesor enseña, los padres educan, el gobierno propugna las leyes; el maestro lo es todo para el discípulo, está por encima de todos.
  19. El profesor castiga al desobediente; el maestro aprovecha el error del discípulo para darle una lección.
  20. El profesor enseña con el libro por delante; el maestro lo hace con el ejemplo.
  21. Un profesor impone conocimientos; un maestro, los propone.
  22. Un profesor adoctrina a sus alumnos en la corriente actual; un maestro enseña a sus discípulos a pensar y, por tanto, a crear su propia corriente.
  23. En definitiva, un maestro es siempre un pozo de sabiduría, mientras que un profesor puede ser un completo idiota.

    Posdata: Cualquier profesor puede convertirse en maestro si él (o ella) lo desea y tiene actitudes, de hecho, algunos lo son (aunque, por desgracia, muy pocos).
Una generación de discípulos será una generación de sabios.

jueves, septiembre 25























Somos espíritus de inquieta calma
en duelo amargo por el dolor,
con el aura deslumbrada de luna,
impregnada de llanto, va la razón.

Rastros de momentos en soledad,
cautivo amor y silencio perpetuo,
donde un alma melancólica al respirar...
estalla quebrando... suspiros mudos.

Miradas ausentes allá en la lejanía,
que seducen al iris en cándida ilusión.
Exprimimos las alas rasgadas...
alzando un vuelo triste al cielo,
en busca de la libertad espinosa
y como un baño de mar deseado
abrazamos al destino, en la nada.

Tornaremos al final del camino
y las esencias plasmadas de sentimientos
quizás, alguien las recogerá
un día.

domingo, septiembre 21

Diferencias entre un soldado y un guerrero

  1. Un soldado es un mercenario, vive por y para la guerra, ésta es su único sustento y, a menudo, no sabe ni por qué lucha; un guerrero sólo combate por una causa (justa para él), y nunca cobra por ello.
  2. Un soldado dispara contra quien le ordenen, sin cuestionarse nada; un guerrero sólo lucha contra el auténtico enemigo.
  3. Un soldado va a la guerra a trabajar; un guerrero acude al combate a sobrevivir.
  4. Un soldado teme a la muerte, por eso es imprudente; un guerrero sólo teme al miedo, por ello es sabio.
  5. Un soldado desconoce al enemigo, de ahí su indiferencia y crueldad; un guerrero sabe siempre a quien tiene enfrente, por eso lo respeta.
  6. Un soldado actúa bajo órdenes de personas que ni tan siquiera conoce; un guerrero sólo obedece a su corazón.
  7. Los soldados son los que comienzan las guerras; los guerreros las acaban.
  8. La vida de un soldado no tiene fundamento sin una guerra; el guerrero vive para la paz.
  9. Un soldado tiene compañeros; un guerrero, amigos.
  10. Un soldado necesita un arsenal; un guerrero se basta con su instinto.
  11. Un soldado utiliza siempre el poder de sus armas contra el enemigo; un guerrero intenta primero vencer al adversario con el poder de la razón.
  12. Un soldado primero dispara y después pregunta; un guerrero nunca ataca primero.
  13. Un soldado no sabe vivir en paz; el guerrero odia la guerra.
  14. Un soldado invade; un guerrero lucha contra la invasión.
  15. Un soldado vive, e incluso duerme, con el arma en la mano, siempre dispuesta para disparar; un guerrero, antes de mostrar sus armas, escucha, mira, olfatea, piensa y, sólo en caso necesario, saca sus armas.
  16. Los mandos superiores de un ejército regular nunca combaten, ni le ven el rostro al enemigo, ni tan siquiera tienen por qué ser valientes ni inteligentes; un líder guerrero es el más sabio, fuerte y valeroso de todos los suyos y será siempre el primero en correr hacia su adversario.
  17. Los soldados emplean términos confusos como: “daño colateral”, “fuego cruzado”, “víctimas civiles”, “acción ofensiva”, etc. Un guerrero llama a cada cosa por su nombre; él sólo entiende de amigos y enemigos, víctimas y verdugos, muertos y vivos.
  18. Un soldado sólo busca la victoria en la batalla, a cualquier precio; un guerrero busca la paz, pero nunca perderá por ella ni su dignidad ni su libertad.
  19. Un soldado no tiene por qué respetar a su superior, sólo obedecerlo; para un guerrero, su líder es como un dios, y lo seguiría hasta el infierno.
  20. La virtud más preciada en un soldado es la sumisión; un guerrero dejaría de serlo en el mismo instante que se mostrase sumiso.
  21. A un soldado le infunden todo el odio posible hacia el enemigo, creyendo que así será más eficiente; un guerrero es consciente de que no se puede entablar un combate con el espíritu impregnado de ira.
  22. Un soldado ejercita sus músculos antes de la batalla, y memoriza la estrategia a seguir que le han enseñado; un guerrero, por el contrario, se relaja, reflexiona, medita y charla con sus amigos.
  23. Para un soldado, una derrota es un fracaso; para un guerrero, una nueva oportunidad.
  24. Al soldado, lo único que le importa del enemigo, es su posición y su potencia militar; al guerrero, sólo le interesan sus motivaciones y su lealtad a la causa.
  25. A un soldado, lo que más le preocupa de la lucha es que lo maten; un guerrero empieza un combate dándose por muerto, por ello, no le preocupa lo más mínimo este trance de su existencia, y lucha con la mente en calma.
  26. Un soldado tuvo una vez uno o varios instructores, que le adiestraron en el uso de las armas, a refugiarse en caso de ataque, a utilizar la radio y el resto del equipo, a lanzarse en paracaídas, etc.; un guerrero tuvo uno o varios maestros que le enseñaron el arte de la guerra y del buen combate.
  27. En definitiva, un guerrero tiene siempre presente las cuatro virtudes sagradas: la justicia, la prudencia, la fortaleza y la templanza. A un soldado nadie se las ha enseñado, ya que éstas van en contra de su cometido.

Posdata: Para todo aquel soldado que aún no se haya enterado, con la palabra “soldado” quiero definir a aquellas personas que pertenecen al numeroso grupo del hombre-masa de Ortega y Gasset, mientras que el guerrero representa al escaso hombre superior nietzscheano. Por todo ello, no seas soldado, aprende como sea a ser un guerrero.


El camino del guerrero (por un samurai anónimo). Extraído del libro El sendero de la mano izauierda por Fernando Sánchez Dragó:

  1. Carezco de padres: la tierra y el cielo serán mis padres.
  2. Carezco de hogar: la conciencia será mi hogar.
  3. Carezco de vida y de muerte: el ritmo de la respiración será mi vida y mi muerte.
  4. Carezco de fuerza divina: la honradez será mi fuerza divina.
  5. Carezco de riqueza: la comprensión será mi riqueza.
  6. Carezco de secretos mágicos: el carácter será mi secreto mágico.
  7. Carezco de cuerpo: la resistencia será mi cuerpo.
  8. Carezco de ojos: el destello del rayo será mi ojo.
  9. Carezco de oídos: la sensibilidad será mi oído.
  10. Carezco de miembros: la presteza será mi miembro.
  11. Carezco de estrategia: la lucidez –lo no oscurecido por el pensamiento– será mi estrategia.
  12. Carezco de proyectos: coger la ocasión al vuelo será mi proyecto.
  13. Carezco de milagros: la acción correcta será mi milagro.
  14. Carezco de principios: la capacidad de adaptación a cualquier circunstancia será mi principio.
  15. Carezco de táctica: la vacuidad y la plenitud serán mi táctica.
  16. Carezco de talento: la agudeza será mi talento.
  17. Carezco de amigos: mi espíritu será mi amigo.
  18. Carezco de enemigos: el descuido será mi enemigo.
  19. Carezco de armadura: la benevolencia y la virtud serán mi armadura.
  20. Carezco de castillo: el espíritu inmutable será mi castillo.
  21. Carezco de espada: la ausencia de interés propio será mi espada.

Hermosos vestidos


Mateo 6:29 
pero les digo que ni aun Salomón en toda su gloria se vistió como uno de éstos.

jueves, septiembre 18

Fugaz

Destiñe septiembre la espera,
apresurando la muerte del tiempo,
ese que se cansó de verme pasar,
ese que alguna vez me escuchó cantar.

Existe un tiempo

Existe un tiempo para permanecer detrás, en la sombra, protegido de toda influencia externa y manipuladora. Esa es una posición privilegiada para la observación. Existe un tiempo para callar y obedecer, para aprender y consentir. Desde la transparencia que nos proporciona la penumbra nada entorpece nuestra vigilancia sobre lo que acontece ante nuestros ojos, en la luz, nada enturbia nuestra mirada hacia delante, escrutando todo lo que nos rodea, escuchando, juzgando y, sobretodo, recordando.
Permaneciendo detrás, tenemos a todos los que nos preceden a la vista, todos se muestran tal cual son, seguros de no ser juzgados por ninguna inquisidora mirada, tal es la ventaja de la invisibilidad. De ahí que esa privilegiada posición sea la única que nos proporcione conocimientos y sabiduría.
Este tiempo debe transcurrir despacio, no debemos apresurarnos en abandonarlo, así como tampoco debemos desatenderlo mientras transcurre. Pero como todo tiempo, el de la contemplación también expira.

Existe otro tiempo para alzar la voz, para actuar y para soportar sobre nuestras espaldas el peso de la injusticia y la soberbia ajena. Existe un tiempo para acallar con ímpetu todas aquellas otras voces que gritan, que mienten, que manipulan; para borrar la existencia de aquellas palabras surgidas de la intemperancia y el desenfreno, y reemplazarlas por otras que sean fruto de la profunda deliberación, del sosegado recogimiento y de un arduo razonamiento.
Este tiempo comienza una vez que conozcamos en profundidad todo lo que se antepone entre nosotros y nuestro camino; es entonces cuando debemos abandonar la oscuridad y salir a la luz. Es en este momento cuando debemos poner sonido a todas las calladas reflexiones hechas desde la sombra y desde una minuciosa observación.
Este tiempo debe acabar cuanto antes, no debemos alargarlo innecesariamente; pero una vez terminado debemos asegurarnos de que sea para siempre, o al menos que dure cuanto sea posible. Es por ello que antes de darlo por concluido tenemos que procurar con todos los medios a nuestro alcance que los obstáculos queden totalmente pulverizados, enterrados en lo más profundo del abismo primordial; de otra manera, volverán a resurgir con mayor fuerza y resolución que lo hicieron una vez.

Extracto de mi libro: Metnok (aún sin publicar)

viernes, septiembre 12

José Luis Sampedro

Mi amigo Antoñín, de la Escuela de Letras Libres, nos ha ofrecido un video muy interesante de un gran hombre: José Luis Sampedro.
Me gustaría compartirlo también con vosotros. Si disponen de siete minutos, no dejen de oírlo con atención.

miércoles, septiembre 10

El 11 de septiembre

(El presidente Salvador Allende)

Yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada,
me detendré a llorar por los ausentes.

El 11 de septiembre de 1973, fue asesinado en la ciudad de Santiago, capital de la República de Chile, Salvador Allende, el presidente legítimo de ese país. Fue traicionado y asesinado por el #$%!&/ general golpista augusto pinochet(no puedo escribir con mayúsculas este nombre porque este tipo fue, es y será minúsculo) y sus "valientes soldados".
La orden llegó desde los Estados Unidos de América (todos lo saben).


(Asalto al Palacio de La Moneda)

Yo vendré del desierto calcinante,
y saldré de los bosques y los ríos,
y evocaré en un cerro de Santiago,
a mis hermanos que murieron antes.

Yo unido al que hizo mucho y poco,
al que quiere la patria liberada,
dispararé las primeras balas,
mas temprano que tarde sin reposo.


Existen dos grabaciones muy reveladoras, que nos aclaran y nos dicen que lugar tendrá cada uno ante el juicio implacable de la Historia:

  1. El general pinochet habla con alguien, y le dice que el plan, es fingir que van a salvar al presidente, yendo por él, al Palacio de La Moneda, subirlo en un avión para que salga del país y después volar la aeronave en el aire. El general y la persona con la que habla se ríen a carcajadas.
2.-Salvador Allende habla con alguien y se muestra preocupado por augusto pinochet, porque piensa que también es víctima de la traición. (Piensa el de buen corazón, que todos son de su condición).


(Última fotografía de Salvador Allende)

Retornarán los libros, las canciones,
que quemaron las manos asesinas,

renacerá mi pueblo de su ruina,
y pagarán su culpa los traidores.

Un niño jugará en una alameda,
y cantará con sus amigos nuevos
y ese canto será el canto del suelo,
a una vida segada en La Moneda.

Los latinoamericanos, no debemos permitir que esta fecha pase desapercibida, y quiera ser borrada de la Historia. Pueblo que no aprende lo suficiente de su propia historia, estará condenado irremediablemente a repetirla.

Yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue Santiago ensangrentada
y en una hermosa plaza liberada,
me detendré a llorar por los ausentes.

(Yo pisaré las calles nuevamente, de Pablo Milanés).

El 11 de septiembre de 2001, en los Estados Unidos de América, murieron miles de personas que fueron víctimas de un acto terrorista, que pudo ser evitado. Hay mucha información al respecto, George Bush sabía lo que iba a suceder y dejó que las cosas sucedieran, era el petexto ideal para lanzarse de lleno a la guerra contra Afganistán y posteriormente contra Irak. ¡Pobre pueblo estadounidense! ¿Qué mas se puede decir?



sábado, septiembre 6

Acrílico sobre tabla
Sólo el dorado del alma
bajo los finos hilos una soledad...

Sólo el sol anaranjado
sobre la paz de las madreselvas...
Sólo el resplandor del cosmos
hoy se viste de azucenas...
Sólo la lluvia cae en silencio,
en esta cálida tarde,
sobre el color
otoñal de una mirada...
y traen los frutos maduros
de una pasión purpúrea...
sólo silencio
sólo el mar
sólo... un amor...
sólo yo

viernes, septiembre 5

Un poco de música

Estas canciones pertenecen al último álbum publicado por M. A. García Argüez, mi monitor del taller de literatura (Escuela de Letras Libres) al que pertenezco desde hace un año.
Son todas suyas.
Espero que os gusten.















jueves, septiembre 4

La Mente Humana.


Cierto día un científico quería probar una teoría.
Necesitaba un voluntario que llegase a las últimas consecuencias.... lo consiguió en una penitenciaria. Era un reo que sería condenado a la pena de muerte en la silla eléctrica.

El científico propuso lo siguiente: él participaría en un experimento científico, en el cual sería hecho un pequeño corte en el pulso, lo suficiente para gotear su sangre hasta la última gota. Él tenía la probabilidad de sobrevivir en caso de que la sangre coagulase. Si eso sucediera, él sería liberado; en caso contrario.... él fallecería por pérdida de sangre, o sea una muerte sin sufrimiento ni dolor. El condenado aceptó, pues era preferible esto, a morir en la silla eléctrica.... además, tendría una oportunidad de sobrevivir.

El condenado fue hubicado en una cama alta de hospital, y amarraron su cuerpo para que no pudiera moverse. hicieron un pequeño corte en su pulso. Abajo de su pulso, fue colocado una pequeña vasija de alumminio. Se le dijo que oiría su sangre gotear en la vasija. El corte fue superficial y no alcanzó ninguna arteria o vena, pero fue lo suficiente para que él sintiera que su pulso fue cortado. Sin que él supiera, debajo de la cama había un frasco de suero con una pequeña válvula del frasco para que él creyese que era su sangre la que caía en la vasija. En verdad, era el suero en el frasco lo que goteaba. De 10 en 10 minutos, el científico sin que el condenado lo viera, cerraba un poco la válvula y el goteo disminuía. Mientras tanto el condenado creía que era su sangre la que estaba disminuyendo. Con el pasar del tiempo fue perdiendo color, quedando cada vez más pálido. Cuando el científico cerró por completo la válvula, el condenado tuvo un paro cardiaco y murió. Sin ni siquiera haber perdido una única gota de sangre.... El científico consiguió probar que la mente humana cumple al pie de la letra, todo lo que le es enviado, es aceptado por la persona, sea positivo o negativo y que tal acción envuelve a todo el organismo, sea en la parte orgánica o psíquica.


Texto: Psicología.


**********************************************************************

Comparto esta historia, como lo hicimos en esa oportunidad; de una manera de alertar para que filtremos lo que nos envía nuestra mente. Ella no distingue lo real de lo fantástico, lo cierto de lo equivocado, simplemente graba y cumple lo que le es enviado.

"Quien piensa en fracasar, ya fracasó antes de intentarlo".

"Quien piensa en Ganar...... lleva ya un paso adelante".



viernes, agosto 29

LAS VOCES QUE ESCUCHA CUANDO NADIE LE HABLA


(Personajes: solo dos letras, que representa unos cuantos nombres)

E.P: “Otro día de soledad me ha traído nuevamente a buscar los días en la Habana de silenciosa oscuridad, no se que es lo que hace falta tal vez dinero,
Poder o amor”,

L.T: ¡Soledades con lujos que se disfrazan de una vida mejor!


E.P: En este escalón las voces me dicen que debería ver mejor.
Escalón de una escalera sin inicio ni fin,
Solo hecha de voces que te alientan a lanzarte del trampolín.

L.T: Una vida lucrativa de éxitos y triunfos dicen unos, una vida dedicada a los demás pregonan los otros cada uno aduciendo que su camino llevara a una vida llena de felicidad,
Valor que a los griegos siempre puso a pensar,
Miles de manuales de ética hasta para regalar
y unas cuantas religiones para empatar
El camino correcto para llegar a ella termino siendo incierto.

E.P: “Mejor fingiré que nada pasa,
Fingiré escribir una carta,
Fingiré que tu me la escribes,
Para vivir en los días en que me olvides y terminar desapareciendo en la palabra que nadie habrá pronunciado”

LLEGA SEPTIEMBRE

Septiembre nos envuelve con un refrescante néctar en amaneceres naranjas.
Nos canta su melodía de aromas de inciensos y colores nuevos.
Llega vistiéndonos de un viento moderado para recordarnos que es hora de recomenzar, de hacer balance a un curso concluido.
Tiempo que llama a la distancia, de desnudar la carne y despojar lo viejo.
Tiempo de reflexión para llegar al desenlace de que nada es imborrable. Los días van quebrando, moderándose; las horas sueltan su gravedad arrastrándonos en la verticalidad y el declive de la vida.
Todo trasciende y se expande en el curso de los años entre el espacio y el tiempo.
Todo es lluvia ancha, amor que cae para ir hacia el amor, que nace de la tierra y vuelve hacia la tierra. Todo ya es memoria, recuerdo, todo paisaje desnudo.
Tiempo para desprenderse, hasta una nueva primavera.
Mientras tanto llenaremos el alma de sabiduría inventando mariposas azules a través de unas horas pacientes.
Tiempo para recogerse en una soledad de delicada brisa con perfume de silencio..
Septiembre pasea desnudando poco a poco a los árboles, mientras una melancólica canción se escucha de las ramas que se inclinan y nos dicen que un día las hojas fueron verdes…
Hojas que ahora bailan y cantan a nuestro paso como luciérnagas amarillas…
y a nosotros nos deja con la carne trémula, vacilante…,
porque es época de cambios, senderos nuevos que arrancamos al destino.

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °