Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

domingo, octubre 12

12 de octubre

.

Día de la Raza... ¿de qué raza?

.

Día de la diversidad... ¿quién respeta la diversidad?

.

Día de la Resistencia Continental de los Pueblos Indí­genas

.

516 años de ignominias

.

516 años de la invasión española, mal llamada "descubrimiento" de América

.

A nuestros pueblos originarios ¡Salud!

.

Nosotros, hijos de los barcos y de la mixtura, aprendamos a respetar la hermosa cosmogonía originaria, a nuestra Pacha Mama, nuestra Madre Tierra

.

Lo que sigue es un video sobre la canción CINCO SIGLOS IGUAL, del cantautor argentino León Gieco, excelente artista y mejor persona

.

.

También quiero regalarles otra canción.

No encontré video, pero aquí va la letra:

DIGO LA MAZAMORRA, de Peteco Carabajal

.

La mazamorra, sabes, es el pan de los pobres
y leche de las madres con los senos vacíos.
Yo le beso las manos al Inca Viracocha
porque inventó el maíz y enseñó su cultivo.

En una arteza viene para unir la familia
saludada por viejos, festejada por niños.
All donde las cabras remontan en silencio
y el hambre es una nube con las alas de trigo.

Todo es hermoso en ella: la mazorca madura
que desgranan en noches de vientos campesinos;
el mortero y la moza con trenzas sobre el hombro,
que entre los granos mezcla rubores y suspiros.

Si la quieres perfecta, busca un cuenco de barro
y espésala con leves ademanes prolijos
del mecedor cortado de rama de la higuera,
que a la siesta da sombra, venteveos e higos.

(Recitado)
Y si quieres, agrégale una pizca de ceniza de jume, 
esa planta que resume los desiertos salinos 
y deja que la llama le transmita su fuerza 
hasta que adquiera un tinte levemente ambarino.
Cuando la comes, sientes que el pueblo te acompaña 
a lo largo de valles o recodos de ríos.
Cuando la comes, sientes que la tierra es tu madre, 
más que la anciana triste que espera en el camino 
tu regreso del campo. Es madre de tu madre 
y su rostro es una piedra trabajada por siglos.

Hay ciudades que ignoran su gusto americano
y muchos que olvidaron su sabor argentino,
pero ella ser siempre lo que fue para el Inca:
nodriza de los pobres en el páramo andino.
La noche que fusilen poetas y canciones,
por haber traicionado, por haber corrompido,
La música y el polen, los pájaros y el fuego,
quizás a mí me salven estos versos que digo.

.

6 comentarios:

caselo dijo...

Por nuestra tierra brindo contigo querida Maria Marta. Duele y seguirá doliendo esa parte de las "historia oficial" del descubrimiento que afortunadamente autores como Eduardo Galeano mostraron de otra manera. Lo cierto es que ahora que ya lo sabemos, que deberíamos ser dueños de nuestro destino desafortunadamente estamos todavía más conquistados en la actualidad. No logro comprender cómo la indiferencia se pasea a lo largo y ancho de nuestro territorio. Por lo menos quedó el ejemplo del Ché de Allende, de Camilo Torres de tantos otros que se la jugaron por reivindicarnos. Y sin embargo la gran mayoría de latinoamericanos no hemos seguido ese legado. Seguimos ahí, anestesiados, viendo cómo-ya no desde otras tierras solamente- nuestros propios gobiernos (esos que elegimos)se encargan de humillarnos cada vez más. Entonces creo que no hemos despertado y falta muchísimo todavía para que lo hagamos. Brindo entonces nuevamente por latinoamérica, por todo el mundo.

Carlos Eduardo

Armida Leticia dijo...

En verdad que seguimos igual después de 500 años del descubrimiento de Ámerica, en México se sigue clasificando a la gente por "castas", aunque ya no se les llame así, pero existen otros motes: Naco, chundo, yupi, fresa, y otros más que no recuerdo. Lo que en verdad debiera distinguir a un americano de otro son el vicio y la virtud, como decía el
Gran Morelos, prócer mexicano, en sus "Sentimientos de la Nación".

Saludos desde México.

Pedro dijo...

Curiosamente aquí, en España, se ha cambiado el día de la Raza por el día Nacional de la Patria Española. Supongo que porque eso de la raza aquí nos suena a negro, sudaca, gitano, moraco,... La hipocresía de siempre enmascarada de mil y una maneras diferentes.
Yo, desde este otro rincón, pero bajo el mismo cielo, me uno a vuestra lucha, porque es la lucha de todos.
Un fuerte abrazo.

María Marta Bruno dijo...

CASELO: Anestesia, ésa es la palabra, sí señor. Comparto ampliamente lo que decís.

ARMIDA: También aquí en Argentina se pretende descalificar a la gente por su origen o color. Y a mí me pesa mucho que no seamos capaces de tener un verdadero "Sentimiento de Nación", ni como argentinos, ni como latinoamericanos. Aunque no deja de ser un avance que hasta en los medios de comunicación se esté empezando a revelar y a debatir el origen indígena del Padre de la Patria, Don José de San Martín, y de hotros hacedores de nuestra historia.

PEDRO: sin dudas, "Existir es resistir", y de éso saben mucho los pueblos postergados de esta América Latina tan golpeada. Es curioso, pero aquí hay un profundo sentimiento antiespañol. Y es curioso porque, aunque la dominación original fue española, lo cierto es que somos colonia no asociada de cualquier potencia. Lo digo con tristeza.

Alicia María Abatilli dijo...

Amplia coincidencia con cada palabra tuya.
Un abrazo.
Alicia

María Marta Bruno dijo...

ALICIA: Gracias. Te abrazo

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °