Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

miércoles, octubre 8

¿Cuándo fue?

Conservo tu recuerdo apretado entre mis labios, un brebaje de miel y eternidad el cual intento que no se desdibuje con el tiempo.
Afuera la luna se burla de mi danza solitaria, ella nunca tuvo alguien que la bese como yo lo tengo, por eso no entiende.
No escucho su risa, suena a pozo vacío, a resentimiento.

La ciudad se engancha a mi danza, gira sin pretender oponer resistencia, quizás sabe que éste es mi único momento, en el que supe que la felicidad no era un invento.
El reloj insiste en que duerma, mañana me espera la misma monotonía, madrugar, café amargo, niebla estirándose con desgano… mi pereza arremilándose en el descanso de la escalera del día que pretende llenarme de alguna forma de alegría. Esta vez es cierta, esta vez no es una pintura loca del optimismo…

El pensar en vos hace que todas mis dudas se conviertan en medialunas de esperanza, humeantes, crocantes, tu rastro humeante aún se confunde con el aroma de mi desayuno, no sé si es más real el calor del café caliente en esta madrugada de octubreo tus besos de hace rato, apenas unas horas ¿o son meses?
No importa, estás en mí, es lo cuenta, como este día que es mejor por eso…

2 comentarios:

caselo dijo...

No creas amiga. A la luna sí la han besado. Recuerda que cuando el sol se interpone entre ella y nuestro planeta recibe muchos besos. Por eso ella y la ciudad serán siempre cómplices de tu alegría. Me siento muy feliz de encontrar tu post en esta tu casa. Gracias Alicia, un abrazo enorme. No olvides que las primeras llaves de esta casita permitieron que nuestros queridos cómplices la engalanen también con su sensibilidad.

Carlos Eduardo

Pedro dijo...

La memoria siempre guarda un lugar privilegiado para aquellos momentos que merecen la pena.
Así siempre los tendremos presentes, para alegrarnos el día cuando más los necesitemos.
Un placer leerte.
Un beso.

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °