Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

domingo, septiembre 28

Diferencias entre un profesor y un maestro

  1. Un profesor sustenta su saber sobre un título académico; un maestro lo hace sobre toda una vida de experiencias y aprendizaje.
  2. Un profesor enseña el contenido de una materia; un maestro enseña todo lo que sabe.
  3. Un profesor fue antes un alumno; un maestro fue un discípulo.
  4. Un profesor enseña conocimientos, necesarios o no, para vivir; un maestro enseña a vivir.
  5. A un profesor nadie le discute sus afirmaciones; un maestro está siempre abierto a la sana discusión.
  6. Un profesor no suele conocer a sus alumnos; un maestro no admite a un discípulo sin antes conocerlo.
  7. A un profesor le imponen la materia a enseñar; un maestro sólo enseña su saber.
  8. Un profesor evalúa a sus alumnos por escrito; un maestro lo hace con la mirada.
  9. Un profesor muestra unos conocimientos generales; un maestro abre todo un camino a sus discípulos.
  10. Un profesor necesita encontrar un colegio donde impartir sus clases; un maestro es buscado por sus discípulos.
  11. Un profesor cambia de materia según la legislación vigente; un maestro cambia según su experiencia vital.
  12. Un profesor puede ser joven; un maestro, nunca (sería una contradicción).
  13. Un profesor nunca se equivoca: si está escrito en el libro es que es así; un maestro basa su sabiduría en los errores cometidos en el pasado y en los que aún están por cometer.
  14. Un profesor sólo será respetado si la ley de turno lo permite; un maestro infunde respeto en todo momento, incluso a los que no le conocen.
  15. A un profesor también le imponen los alumnos; un maestro tiene el privilegio de seleccionar él a sus discípulos.
  16. Un profesor abandona a sus alumnos cuando la ley de turno se lo exige; un maestro sólo los deja cuando él cree que ya no es necesaria su presencia.
  17. A un profesor le estipulan el tiempo que debe pasar con sus alumnos cada jornada; un maestro vive para sus discípulos, y éstos para él, las veinticuatro horas del día.
  18. El profesor enseña, los padres educan, el gobierno propugna las leyes; el maestro lo es todo para el discípulo, está por encima de todos.
  19. El profesor castiga al desobediente; el maestro aprovecha el error del discípulo para darle una lección.
  20. El profesor enseña con el libro por delante; el maestro lo hace con el ejemplo.
  21. Un profesor impone conocimientos; un maestro, los propone.
  22. Un profesor adoctrina a sus alumnos en la corriente actual; un maestro enseña a sus discípulos a pensar y, por tanto, a crear su propia corriente.
  23. En definitiva, un maestro es siempre un pozo de sabiduría, mientras que un profesor puede ser un completo idiota.

    Posdata: Cualquier profesor puede convertirse en maestro si él (o ella) lo desea y tiene actitudes, de hecho, algunos lo son (aunque, por desgracia, muy pocos).
Una generación de discípulos será una generación de sabios.

4 comentarios:

caselo dijo...

Y sí Pedro, añadiría también que el profesor imparte sus enseñanzas a alumnos, es decir, a los que necesitan ser "alumbrados". Por eso seamos discípulos, no alumnos; busquemos maestros siempre.

Un fuerte abrazo amigo

Carlos Eduardo

Armida Leticia dijo...

Como el maestro Jesús y sus enseñanzas de vida...

Saludos amado mago.

Mariano dijo...

Te lo dice alguien que hace artes marciales tradicionales del Japon..

Creo q se perdio la realidad mastro dicipulo, y ahora son solo algunos que creen saberlo todo y solo ensenan para demostrar que saben y no para sentir el orgullo de brindar sus conocimientos....

Saludos!

Te espero en mi blog!

María Marta Bruno dijo...

Coincido con Caselo... el concepto de alumno, el que no tiene luz, y es iluminado por el saber del profesor, es de una pobreza franciscana.
Decididamente quien deja huella en tu vida, es tu maestro
Un abrazo

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °