Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

martes, diciembre 30

HIJO DEL SOL LUMINOSO

Ahí va de nuevo como todos los 21 de Diciembre justo en el solsticio que marca la llegada del verano en el Hemisferio Sur, el Hijo del sol luminoso emprende su travesía por diversos lugares y recovecos de mi America morena.

Desde Antofagasta hasta los mares del Tuyu, bordeando Córdoba y bañándose en Mar del Plata, saludando por Montevideo y Asunción, regalando anhelos en Sucre y La Paz, con su alma de niño y su sonrisa angelical va acarreando adeptos por Tacna, Trujillo y Lima.

Se devuelve a Santiago y Concepción, comenta un secreto a una araucaria en Chiloé y sigue rumbo a Caracas, allí se detiene, se refresca con el sabor del trópico y se baña en las aguas de Margarita. Ya al anochecer descansa en Barranquilla al tibio aroma de un café.
Sale muy temprano por Bogota invitado por Brasilia, para luego gozar de un carnaval por Río de Janeiro, bajo la sigilosa mirada del cristo del pan de azúcar.

Ve y ve hijo del Sol Luminoso repartiendo días y templando las noches, cuantas mujeres en cinta quedaran por tu paso o quizás cuantos matrimonios se formalizaran por tu aletargado y somnífero amor. Da lo mismo tu eres rey, tu eres el Hijo del Sol Luminoso.
Me gusta caminar con la paciencia nutrida de esperanza
colocarme en lo alto de los días,
esperar el viento que desnude las tinieblas
y me traiga un paisaje de nubes diluidas.
El cielo es de un color extraño,
oscurece y hay luna llena …
todos los delirios están permitidos…
Entrego mi voz al vuelo de un ave,
me refugio en la aurora.
Es silencio alrededor, las estrellas, el agua y la calle.
Ya no recorro caminos sin final;
mi memoria quedo enterrada bajo la tierra
de una estrecha calle sin nombre.
La luz que me ocupa es deseable,
mi libertad un jardín oculto de belleza absoluta.
Al otro lado de las noches, me tiendo de cara al cielo
y sin prisa cedo al vértigo de los astros que contemplo.

lunes, diciembre 29

Qué razón tiene el corazón

¿Por cuánto tiempo podrá detener la razón al apasionado corazón?

¿Desde cuándo el frío entendimiento se eleva por encima del amor?

Mi mente me dice que lo deje, pero algo en mi interior la hace callar.

Me desdoblo una y otra vez en múltiples personalidades, el amante, el incrédulo, el obstinado o el ser pensante.

No sé cuánto más resistiré.

No sé hasta cuándo aguantaré.

Por qué el amor me hace esto, por qué juega con su humilde servidor.

Nunca lo entenderé.

Pero no por ello me dejaré vencer.

Aunque nunca sabré de qué lado estoy, porque el destino me ha relegado a esta posición indecisa, mientras que el azar me la ha vuelto a jugar otra vez.

domingo, diciembre 21

Felices fiestas de fin de año.

miércoles, diciembre 17

Mi libertad




Mi Libertad

...Y no voy a dar ningun paso atras, no voy ni mirar , sigo con la sabiduria del pasado, con las pruebas que me han puesto desde el día que nací , hoy, si , solo hoy sé que he aprobado.
Dejando el mar atras, que me recordaba con cada ola el dolor que entra y otra ola la alegria que traé, ya no quiero revivir recuerdos, los recuerdos se quedarán como nostalgía, y no hay nada que esconder, si al fin la vida ha sido para mi muy dura, y el universo (di-s)me ha puesto en muchas pruebas y aprobé, casi con sobre saliente, me queda una asignatura pendiente y es la de vivir.
Vivir con lo que he adquirido durante años, por lo que he luchado tantos años, casi una eternidad.
Esta asignatura de sentir el contacto de mi pie con la arena del mar, mojarme con su agua, y disfurtar de la brisa que viene que avisa que puedes disfrutar de las victorias, que para eso estan - para disfrutarlas.
Y sigo caminando de la playa a mi casa, esa casa que tanto la soñé y nunca la disfruté, ahi cerca del mar con techo rojo y paredes blancas, y llego a esa casa y por primera vez no tengo esa sencasión que un catsatrofe ha ocurrido mientras estuve ausente, no , llego a mi casa y todo esta bien, tranquilos, con la sonrisa de un niño que me espera , paso por mi jardin y veo como crecen las flores, y llego a la entrada, paro, respiro hondo , no es casa, es mi hogar, es un hogar , donde estan mis temores y mis frutos, donde está todo lo que llevo años buscando fuera, un hogar que habita un niño precioso y este niño es mio.
-¿Donde has estado mama?
Hablando con el mar
-¿con el mar?
si
-¿y que te ha dicho?
Que te quiero, que estoy aprobando una asignatura muy importante...voy a aprender como vivir, no entiende el niño, pero ya somos dos que tenemos que estudiar y a mi me queda mucho camino por enesñar, porque lo sé, porque lo he vivido en primera persona, porque puedo hasta fortalezer del pasado y enseñar, y todo eso me pasó caminando, con el viento que suelta mi melena y me avisa que llegó la libertad, que no soy presa, hace mucho que soy libre , pero yo no lo sabía.
Publicado por el piano huérfano

viernes, diciembre 12

Sobre la Paz

¿Te gustaría vivir en paz, verdad? ¡Ingenuo! Nunca lo conseguirás. Mientras sigas viviendo en este mundo rodeado de ruidos, agitación, prisas, estrés,... jamás podrás vivir en paz.

¿Piensas que hay gente muy importante trabajando por conseguir la paz en el mundo? ¡Ignorante! Mientras sigas confiando en los demás para conseguir algo que a ti te interesa, nunca lo obtendrás.

La paz nunca se conseguirá después de una reunión del Consejo General de las Naciones Unidas, ni tras una cumbre del G8. Eres un necio si piensas eso. La paz sólo la puedes conseguir tú, ¡imbécil!, cuando te espabiles de una vez y comprendas lo que te quiero decir.

¿Cómo pretendes vivir en paz si tú eres el primero que no la tienes en tu interior, ni en tu entorno? ¡Abandona de una vez esa cobarde hipocresía tras la que te escondes! Sé sincero por una vez en tu vida; a ti te trae sin cuidado que se maten al otro lado del mundo. ¡Por favor, que no nos lo recuerden más en los telediarios! Lo único que a ti te preocupa es que se puedan acercar las bombas algún día a tu casa y te toque a ti o a algún conocido. ¡Déjalo ya, no intentes justificarte! Yo te comprendo. En el fondo, todos pensamos lo mismo, aunque no queramos admitirlo.

Pero tengo una buena noticia para ti, para que veas que yo no pienso sólo en mí. Yo sé el secreto para que eso no ocurra. Bueno, tengo que admitir que no es mío, sino de otros, mucho más sabios que yo, pero estoy seguro de que no les importará que lo comparta contigo. Como te decía, conozco la fórmula para que puedas vivir en paz. Tiene algunos inconvenientes, como todo lo bueno, pero también una gran ventaja: depende sola y exclusivamente de ti.

Podrás vivir en paz el día que dejes de hablar de la paz y empieces a actuar de forma pacífica. Podrás vivir en paz el día que dejes de criticar a todo el mundo por lo que hacen o dejan de hacer. Vivirás en paz cuando te subas al coche y dejes de insultar a todo aquel que no conduce igual de mal que tú, o no tiene las mismas prisas ni ganas de matarse que tienes tú. Conseguirás la paz en tu vida el día que comprendas que todos los que te rodean son personas como tú, con sus manías, sus miedos, sus creencias, sus pasiones, sus defectos y sus virtudes, tan respetables como todas las tonterías que tú tienes en tu mente. Podrás vivir en paz cuando dejes de pensar que todo lo que hace tu vecino lo hace para molestarte; prueba algún día a hablar con él, en vez de contraatacar poniendo tú la tele más alta, quizás te lleves una sorpresa. Vivirás en paz cuando dejes de poner esa mala cara que tanto te gusta poner cuando alguien te pide algo. Podrás vivir en paz el día que empieces a pensar un poco las cosas antes de decirlas; así te darás cuentas del daño que puedes hacer antes de hacerlo; o mejor aún, piensa que en boca cerrada no entran moscas y estate mejor calladito. Vivirás en paz el día que comprendas que tus jefes no están en contra tuya; más bien eres tú el que siempre está buscando la forma de escaquearse con la cobarde excusa de que todo el mundo lo hace. Tu vida será más pacífica cuando te des cuenta de que tu mujer (o marido) y tus hijos te necesitan a su lado, compartiendo momentos (los buenos y los malos); cuando dejes de pensar sólo en tus aficiones y pasatiempos que, dicho sea de paso, la mayoría no sirven absolutamente para nada, sobre todo si no los compartes.

Bueno, no pongas esa cara, ya te dije que tenía sus inconvenientes. Si aceptas consejos (una buena forma, por cierto, de vivir también en paz), te puedo recomendar un pequeño y fácil ejercicio: todos los días, cuando te levantes de la cama, pon en tu mente estas palabras: “respeto”, “educación”, “justicia”, “prudencia”, “templanza” y “serenidad” (por supuesto, puedes añadir las que desees). Te puedo asegurar que el esfuerzo merecerá la pena; porque además existe otra gran ventaja, y es que un comportamiento así es contagioso. Sí, como lo oyes; si perseveras y tienes paciencia, podrás comprobar por ti mismo como, tarde o temprano, todos los que te rodean actuarán de la misma forma. Sólo entonces podrás decir que has triunfado en la vida y, si encima promueves el mensaje, el triunfo será de todos, ya que por fin, podremos lograr lo que tanto anhelamos: LA PAZ.

martes, diciembre 9

sábado, diciembre 6

Soledad


Nada llena este vacío
que has dejado,
me has dejado con la soledad
con mi verdad en la cara
mas triste que nunca
No puede sentirse refugiada
ni aliviada

Voy con mi alma
Mi alma perdida entre entrega
Y despedida, otra despedida y
Otro encuentro bajo la misma
Luna encuentro otra vez
Otra vez, la verdad, mi soledad
mi castigo dentro de mi castillo
no entra la luz ni del sol ni de la luna

De aquí; desde mi ventana
solo llegan las lágrimas
que jamás llegan al río
ni al mar
Se quedan en esta maldita
Soledad

Mi adorado Mozart

Hoy 5 de diciembre es aniversario de su muerte, adoro su música, creo que ustedes tambien.



Gracias Mozart por tu grandiosa herencia a la humanidad.

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °