Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

lunes, mayo 25

Amores enjaulados I


Yo tenía un pequeño canario, de grácil movimiento y fino cantar, amarillo como el sol y alegre como las olas. Lo quería con locura, nada había que le faltase. Su jaula era la más limpia, brillaba hasta con la luna. Le ofrecía siempre los más ricos manjares, y jamás permitía que su agua se enturbiase. Él me lo agradecía con un trino sublime, embriagando mis oídos al despertar y en cualquier hora.

Era feliz y me hacía feliz, ¿qué más se puede pedir?

Pero hace unos días todo cambió; mi confianza me llevó al despiste y la portezuela de la jaula olvidé de cerrar...

Y voló.

Me puso tan triste, que incluso le deseé lo peor.

3 comentarios:

Armida Leticia dijo...

¡¡Qué bueno que voló hacia la libertad!!

Saludos.

Alicia María Abatilli dijo...

Quizás la libertad era lo mejor para ambos.
Un abrazo.
Alicia

Nora Jara dijo...

Mi amigo. El Amor verdadero, el puro, jamás debemos convertirlo en jaula. Porque "la jaula, aunque sea de oro, sigue siendo jaula"... Y un ave está destinada a cumplir su destino: Volar en Libertad.

Besos fraternos.

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °