Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

lunes, marzo 2

Aerolìnea en quiebra


Me llamó bien temprano, en la mañana.
Ya el tono de su voz era distinto. Tenía como aristas, sonoridades metálicas, dureza que antes, hasta ese dìa, jamás, ni siquiera con el maquillaje del satélite se había dejado percibir.
Debo decir aquí que la primera vez que hablamos por teléfono no me gustò su voz.
Me sonó demasiado fina, muy delgada, hasta vacilante.
En la imagen mental que yo tenía ese color de voz, ese tono, me chocaron feo; y hasta mucho más tarde , un regustillo a decepción, enviado por mì misma al fondo del consciente, me sacó la lengua desafiante.
Tengo tendencia a idealizar las cosas.
Y a la gente.
Mirá vos.
No me gustò su voz, escribo ahora, y escribiendo, recuerdo.
Es como si en los anaqueles de mi mente cada cosa se ubicara en un sitio distinto; pero, como todo tiene que ver con todo, una cosa trae la otra.
Joder!
Mirada negra de alquitrán inamovible, como muerta.
Y la flaccidez de la línea del mentón... ( sigo configurando un retrato que yo ,desde otro sitio, no hubiera dudado en definir como el de un arquetipo débil ,y me dan ganas de abofetearme a mí misma);la inadecuada camiseta, la delgadez de los brazos.
Débil.
Pero me lo inventé fuerte, capaz de remar contra corriente…con esos brazos!
Y el tiempo endulzó su voz y la distancia me ayudó a creer todo.
Sin embargo esa mañana la voz sonó distinta.
Primero filosa, cortante, sibilina.
Luego se fue embebiendo en furia, una furia que llegaba en oleadas cada vez más altas, cada vez mas aguda la voz que ya no era suya ;in crescendo hasta el grito y el asombro , la réplica ,el intento de calmar, vano, inútil.
Primero la sal me hizo llorar los ojos y luego la fuerza de la ola me arrastró; su empellón sorpresivo me tiró de rodillas ( posiciòn humillante que yo desconocía; y uno le teme a lo desconocido , y el miedo a la vez saca de uno más desconocido) y el fondo de conchilla me lastimó la piel, y la sangre se mezcló con el agua y el ardor
-Càllate!
-Cáállate!
-Cááállateee!!!!

se transformó en dolor.
Y silencio de rodillas , detenido el vuelo:
No me había dado cuenta , pero esa mañana . con la voz ,me caí del aire.
Aterricé de golpe. Junto con la corrupta Souther Winds.
Las alas sureñas quebradas dejaron que la voz que antes era dulce ( una buena opción para cambiar aquella delgadez por algo bueno, cimentador sólido, cemento duro ) trocara con ese chillido histérico, un vuelo que aún no había comenzado, en una grosera ,subdesarrollada estafa.
Pero de su magnitud no había yo de enterarme esa mañana.
O no quise enterarme entonces.
Hoy, que lejos ya de alas en quiebra , repaso en la escritura lo vivido, sé que hay señales.
Siempre.
Como siempre hay vendas.
Vendas que luego no se encuentran; cuando es tanta la sangre de la herida que no alcanzan los dedos para restañarla; no están; no están allí para ayudarte.
En realidad no estuviste allí para ayudarte.
Estabas muy ocupada, ciega de amor, pidiendo pista y tapando las señales.


Ahora, ya lejos del dolor, entiendo su voz de pito, sus ojos muertos, su bracitos débiles.
No sabe hablar de amor.
Por eso grita.
Lo que se ve en lo negro es lo que había.
Y jamás desarrolló el abrazo.
Pero si yo hubiera creído en ese entonces que un bolsa de coca en un avión de cuarta era en realidad un aviso que me decía
Párate!!!!!!
Páaaarate!!!!!!!!!!!!!
Páaaaaaaaaarate!!!!!!!!!!!!!!!

No hubiera caído en el fondo del abismo
Ni estaría ahora, tan alta y con estos cojones, contándoles el cuento.

8 comentarios:

Pedro dijo...

Las señales son la voz con que nos habla el mundo, a veces a gritos, pero no siempre escuchamos, hasta que ya es tarde para retroceder.
Pero al menos quedará la experiencia vivida y aprendida.

Un beso.

Armida Leticia dijo...

Saludos desde México. Este espacio compartido, destila talento en cada entrada!!!

caselo dijo...

Mi querida Mariel me dejaste atónito con este texto. Vaya si sorprende esa voz que ya se me quedó grabada.

Un abrazo de oso y un besito de mago

Carlos Eduardo

María Marta Bruno dijo...

Mi Negraaaaa....

Cuánto hay de cierto que uno ve lo que quiere ver, no sólo lo que el otro quiere mostrar...

Claro que siempre hay señales, claro que siempre hay vendas.

Y cómo entiendo tu relato, desde lo conversado, a veces tiernamente, a veces enojosamente, hasta la memoria de mis propias rodillas lastimadas.

Te quiero, nena

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Pedro
Gracias
del dolor se puede salir muy malo,o muy crecido.
Yo elegì lo segundo.
gracias por comentar.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Armida
compartir siempre te mejora.Y este nudo que atò nuestro juglar
el mago Caselo
nos hace bien a todos.Gracias por dejar tu huella,amiga.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Caselo,amigo querido
Yo fuì la primera atònita.Cuando cerrè la boca,le dì la espalda.
Gracias ,amigo,por este espacio nuestro
generosos y amable
La mùsica es maravillosa.da gusto venir,y encontrarlos a todos.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Mamarta mìa
no me canso de decirte que libda estàs en esa foro
y cuanto te extraaaaaañoooooooooooooooo
Vos y yo sabemos lo que es caer de rodilas
ponerse luego de pie
y NUNCA dejar que nadie se atreva nuevamente.
besos miles
de paso dooooble coreado por niños.
PD
NO TE OLVIDES DE SEMANA SANTA.

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °