Hoy ya somos 17... quizás mañana cientos, igual que ese pueblo indígena que habita silencioso los surcos del tiempo y la memoria.
Por eso te invitamos a compartir sueños, utopías, esperanzas, canciones, juegos, llanto, risa.
Recibimos tu paz, te entregamos nuestras alegrías.
Te damos la bienvenida, acompáñanos, iniciemos nuestro Trueque Muisca.

Luz en la Vida de Todos
.

domingo, marzo 15

SUICIDOREXIA


Corrosivo , letal magma de ácido que asciende por el esófago de la culpa y ,arando destructivo los mucosos repliegues de mi boca, zambulle mi desdicha en el fondo del agua.
Abrazada a la blanca porcelana, vomito lo escaso de mi estima, le grito vomitando a la gorda del espejo y cubro de clorhídrico el patético esqueleto en el que me he transformado.
Ni mi útero quiere dar más nada. Hace meses que ,seco de espanto, no sangra ,no llora, no existe.
Sólo existe el aparato digestivo.
Soy un aparato digestivo.
Un laberíntico cúmulo de tubos por los que discurre mi insania; que no absorbe, que excreta; que no alimenta a nadie, que elimina.
Me elimina noche a noche con el vómito.
Sin embargo, busco en la amnesia de tu brutal destello mi reafirmación.
Bruto, no sabes que no sirve tu consuelo fálico.
Te sumas sin saberlo a las armas que elijo, al arsenal que guardo para destruirme, sola.
Como sola me miro en el espejo mental que distorsiona, asexuada, gorda, asquerosa glotona.
Y vomito hasta el apio y el té y el agua clara, que se mezcla despacio con el agua celeste del cráter de mi alma desodorizada, ascético reservorio de excremento.
Me arrodillo ante tí, oh, dios que me asiste, tazón que me contiene cuando los dedos provocan el reflujo.
Y sale el chocolate y la grasa y las harinas y todo lo que asegure mi supervivencia.
No soy mujer ni nada.
No soy mujer.
No soy.
Nada.
Cuando del seco cadáver de mi histeria rezume la dolorosa pústula del odio, el odio que me ha consumido, el cuerpo que por fin me ha matado, espero que al mirar el inodoro te preguntes si es que valió la pena.
Si matando mi sangre con las dietas , o vomitando mi alma de laxante conseguí respetarme un poquitito.
Cuándo dejé de amarme, me pregunto?
En que esquina de la vida me encontré con la gorda?
En que callado rincón de mi asesino te hallé, puerto para mí, cuando no podés siquiera asegurar la cuerda de una miserable barcaza, vieja obesa de casco carcomido, podrida por el salitre de todos los mares del mundo?
Cuando comenzó ?
No sé, no lo recuerdo.
Hoy, pobre de mí,,tirada aquí en el baño, me hundo completa en el último vómito, y sé de golpe, con súbita certeza, que hoy se termina

8 comentarios:

Armida Leticia dijo...

Sufrí de anorexia hace años, por fortuna me detuve a tiempo. Pero... seguía viendo a la gorda del espejo, y hasta hace poco, desdpués de tanto, sentí que estaba completamente curada.

Saludos desde México.

Pedro dijo...

Desgarrador relato, muestra de una realidad cotidiana que duele ver, que duele saber. Botón de muestra de una sociedad patética e individualista fruto de todos nuestros desvarios de ser humano.
Ni siquiera la poesía consigue suavizar tanto dolor.

Un beso.

Acuarius dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Acuarius dijo...

Un saludo a todos...

LuZ

Sergio dijo...

Patético Armida, pareciera que esto no existe, sin embargo es una realidad que cada vez es más frecuente.

Saludos

Alicia María Abatilli dijo...

Un problema que se agrava más y más... Ahora no son sólo los adolescentes, al parecer los padres de adolescentes también.
Si bien se dá más en las mujeres no olvidemos que afecta a los hombres también.
Es un problema de todos, como tantos otros.
Muy bien relatado.
Es un gusto leerte, como siempre.
Alicia

María Marta Bruno dijo...

Nenaaaaaa... qué capacidad espanto-maravillosa tenés para describir las cosas.

La verdad es que son enfermedades de porquería, producto de una sociedad pensada y publicitada para jóvenes perfectos.

Niños, viejos, gordos, tullidos... a la basura...

Besos, hermosa!!!

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Hola a todos
Agradezco ( tanto) sus comentarios!
y es un tema para hablar.gracias,Armida,por tu testimonio.
Una aclaraciòn mèdica:
el % de hombres es de 1% con respecto a 99% de mujeres.Y esto tiene que ver con que el mensaje sociocultural que se da es de mujer cuerpo
mujer objeto
cada dìa màs,por cierto.
veremos mucha màs anorexia,se los aseguro.

..................

° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° ° °